¿Qué es un fondo de emergencia y por qué debería tener uno?

0
1618
Imagen cortesía de www.pixabay.com

Un fondo de emergencia es un componente importantísimo que toda persona debería tener en su vida diaria, y que puede representar un gran beneficio a futuro. De alguna manera garantiza que, si existen imprevistos, estarás cubierto contra ellos, como en el caso de una enfermedad, quedarse sin empleo, o reparación que deban ser realizadas.

Ahora bien, ¿qué es un fondo de emergencia? La realidad es que es simplemente una reserva de dinero ahorrada en un lugar seguro, dispuesta para utilizarse solo en los casos absolutamente necesarios. Debe ser suficiente para cubrir los gastos más importantes en el lapso de 6 meses a 1 año.

Este fondo puede ser conformado por un capital inicial que destines especialmente a eso, y posteriormente ir adicionándole un porcentaje de tus ingresos mensuales. Lo ideal sería establecerlo en una cuenta bancaria que nunca toques.

Lo cierto es que este tipo de ahorro te permite hacer gastos urgentes que no influyan directamente en tus ingresos mensuales, de manera que podrán hacerse sin tener que influir o recortar los gastos normales. También es útil en los momentos en que te encuentras desempleado y no sabes por cuánto tiempo te encontrarás en esa situación.

Si te interesa crear un fondo de emergencia, estos son algunos aspectos que debes tomar en cuenta:

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

  1. Calcula cuánto necesitas para crear el fondo, sumando lo que gastas en categorías fijas, como vivienda, alimentación, etc., y luego multiplicándolo por el número de meses que quieres cubrir, siendo el mínimo 6 meses.
  2. Destina un porcentaje fijo de tus ingresos mensuales para la creación y financiación del fondo.
  3. Abre una cuenta bancaria a donde destinar los ahorros del fondo. Considera en este aspecto, una cuenta bancaria de ahorro que genere intereses, quizá fondos líquidos o pagares bancarios; el punto es que el dinero no esté estático, sino que se multiplique.
  4. Si se incrementan tus ingresos mensuales, aumenta de igual manera el porcentaje destinado al fondo.
  5. Si se consumió una parte del fondo, lo ideal sería incrementar el porcentaje de financiación para alcanzar más rápidamente la meta establecida.

Posteriormente a la creación del fondo de emergencia, es necesario que revise periódicamente su reserva para verificar que aun se ajusta a sus necesidades. Un cambio en sus condiciones de vida puede lograr que ya ese monto no sea suficiente y deba incrementarlo, como, por ejemplo, la llegada de un hijo.

La creación de un fondo de emergencia no es un paso sencillo, requiere disciplina, empeño y restricciones, pero en el momento en el que la necesidad surja es cuando vas a agradecer haber persistido, y se volverá un hábito por el resto de tu vida.

Fuentes:

http://www.finanzaspracticas.com.co/

http://expansion.mx/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here