El Presupuesto: una herramienta financiera que te hará crecer

0
1550
Imagen cortesía de www.pixabay.com

Si quieres fijarte metas financieras y cuidar de tu economía, tanto familiar como empresarial, la mejor manera es con la elaboración de un presupuesto. De esta manera puedes visualizar tus obligaciones y compromisos financieros, pudiendo así fijarse metas y lograrlas más fácilmente.

Por lo general la mayoría de las personas piensan que sus ingresos mensuales no son suficientes, y muchas veces no es así, sino que gastan el dinero en cosas que no son realmente importantes. Pero al sentarse a sacar cuentas y elaborar un presupuesto, se conmocionan al ver cuánto han gastado en ese tipo de cosas que para nada los ayudan a lograr sus metas financieras.

Algunas de las razones por las que todos debemos elaborar un presupuesto, ya sea familiar o para una empresa, son las siguientes:

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

  1. Reducen el riesgo de incumplir las metas y obligaciones financieras.
  2. Permite establecer planes para la obtención de bienes a futuro.
  3. Permite establecer ajustes cuando son necesarios.
  4. Sirven para evaluar la gestión de recursos.
  5. Ayudan a establecer cuando deben y pueden realizarse inversiones.
  6. Ayuda a ahorrar para el futuro (quizá tu retiro o para situaciones de emergencia).
  7. Obliga a la organización y al control de deudas y gastos.
  8. En el caso de los presupuestos familiares, ayuda a mejorar los lazos de unión.

Es importante tener en cuenta que los presupuestos deben adaptarse y actualizarse constantemente, de acuerdo a como se vaya modificando la situación y necesidades de la empresa o familia. Están basados en estimaciones y proyecciones, y si estos no se adecúan a los cambios, puede perderse todo el trabajo realizado.

Ahora bien, para elaborar un presupuesto no es necesario ser un experto en contaduría y finanzas, solo debes recordar seguir los siguientes pasos:

  1. Identificar tu ingreso neto mensual, esto es, después de aplicarle todas las deducciones (impuestos, seguro social, etc.) a tu ingreso bruto mensual.
  2. Identificar tus gastos mensuales, no solo las más importantes, como facturas, renta mensual, etc., sino también los gastos comunes y diarios, ya sea un café, el almuerzo, o el transporte.
  3. Restar tus gastos mensuales de tus ingresos, si los primeros son mayores que los últimos, debes realizar ajustes, eliminar los gastos menos importantes, y reducir los que se puedan.
  4. Ahora bien, es necesario establecer metas financieras para saber a dónde dirigir tus esfuerzos y ahorros, estableciendo montos y lapsos.
  5. Es importante llevar un control de los ingresos y gastos durante el mes, registrándolos todos los que se puedan durante el día a día, para que al final del mes puedas visualizar los problemas en el presupuesto, y hacer comparaciones entre varios meses.

Es importante que recuerdes que el presupuesto debe ajustarse a la realidad, es decir a tu tipo de ritmo de vida, o al tipo de desenvolvimiento de tu empresa. También es recomendable el uso de software y aplicaciones para el control y verificación del presupuesto, las cuales están disponibles en internet.

 Fuente: https://www.manejatusfinanzas.com/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here