Descubre tu personalidad por lo que comes

0
845
Foto cortesía de: www.pixabay.com

Generalmente no le damos importancia al tiempo que empleamos en comer, sino tan sólo al hecho que debemos hacerlo para seguir nuestra rutina diaria. Estamos tan sumergidos en un ritmo de vida tan acelerado que en muchos casos no nos detenemos en pensar que el sentarnos a la mesa con calma a comer es parte de mantener una vida saludable.

El comer apresurados puede traernos consecuencias graves en nuestra salud, en algunos casos trastornos intestinales y pesadez. En algunas investigaciones realizadas en la universidad de Grecia se ha evidenciado que el comer lento y dedicar un tiempo prudencial es determinante para el buen desarrollo del organismo. Así como también en un estado mental saludable, y por ende un excelente estado anímico.

También cabe destacar que, al comer más despacio, se realiza con bocados de comida más pequeños y con mayor cantidad de masticadas, lo que ayuda al organismo a hacer la digestión más lento y mucho mejor. Estudios señalan que se debe masticar cada bocado por lo menos 30 segundos antes de tragar.

En una investigación publicada en la revista “Appetite”, se realizó un estudio en el que participaron 45 personas, se les pidió a todas comer sándwiches de jamón y queso, este grupo se dividió en tres, a los primeros se les pidió que masticaran como normalmente lo hacen, al segundo grupo se les pidió que se detuvieran 10 segundos entre bocado y bocado, y al tercero que se detuvieron 30 segundos entre bocados, y estos últimos fueron los que comieron menos

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

Un estudio realizado en el Hospital General de Laiko y liderizado por Alexander Kokkinos el cual consistía en dar a un grupo de personas a tomar 300 ml de helado a cada uno, y ellos debían tomarlo a diferentes velocidades. Después de esto fueron evaluados a través de una muestra sanguínea para verificar su nivel de concentración de péptidos intestinales GLP1 y PYY, esto son los reductores del apetito. Los que comieron el helado en media hora presentaban una cantidad mayor de esta hormona a los que se lo comieron en cinco minutos.

Esto refleja que no solamente por educación se debe tomar pequeños bocados y comer despacio, sino también por salud y bienestar del cuerpo.

Está demostrado que muchas personas que se mantienen delgadas no necesariamente es porque comen poco, sino porque comen despacio, dándole suficiente tiempo al organismo de procesar de una manera pausada los alimentos.

Por otro lado, es observar muy bien lo que se consume, si poseemos una autoestima alta no vamos a ingresar a nuestro cuerpo comida chatarra, frituras, grasa y azucares.

Fuente: abc.es

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here