Cómo curar un piercing infectado en el ombligo

0
1609
Foto cortesía de: www.pixabay.com

Actualmente muchas personas acostumbran usar piercing en el ombligo, ya que es una moda muy extendida. Algunos adolescentes los llevan también en otras partes del cuerpo, para mostrar su rebeldía o simplemente destacar con un estilo bien marcado.

Sin embargo, colocar un piercing implica realizar una perforación y esto puede producir una reacción del organismo y provocar infecciones, “desde el tradicional uso de los aros en las orejas de las mujeres, perforando el lóbulo de las orejas de una niña recién nacida hasta la actualidad, con el uso de aros en todo el cuerpo, las posibles infecciones pueden producirse en cualquier momento y hay que estar preparados para curarlas” comentan en el portal ¿Don Cómos?

La herida que produce un piercing demora un tiempo en cicatrizar dependiendo del lugar donde se haya colocado, por ejemplo, si lo realizas en el ombligo puede demorar un año aproximadamente en hacerlo muy bien.

Si la herida del ombligo se infecta, el área se enrojece, en ese momento hay que tener cuidado para que no se agrave.

Es clave cuidar de la herida hasta que cierre bien, para ello hay que mantener estricta higiene en la zona y tomar medidas de prevención ante posibles infecciones.

No obstante, a veces sucede que no se toman las medidas apropiadas y se infecta el ombligo. En esos casos, debes hacer lo siguiente:

1. Ten a la mano todo lo necesario para curar la herida

Para curar una herida de este tipo, debes tener a la mano paños limpios, gasa, jabón, cremas con antibióticos, sal, agua caliente, suero fisiológico, yodo, entre otros.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

2. Lava bien tus manos

Una infección de este tipo puede ser muy delicada, lava bien tus manos antes de empezar a tratarla. Hazlo con algún jabón antiséptico y usa guantes quirúrgicos para evitar que puedas transmitir cualquier tipo de bacteria a la herida

3. Aplica compresas de agua caliente

Coloca agua caliente y enjuagues salinos en la herida “la desinfección debe hacerse suavemente, con paciencia para que no queden rastros de bacterias que puedan continuar con la infección” recomiendan en el portal ¿Don Cómos?

4. Limpia la zona del piercing

Esto permitirá que el pus de la herida sea eliminado “debes hacerlo mojando un paño limpio o gasa en agua caliente y quitando el exceso de agua. Esto debes repetirlo varias veces al día para quitar la infección cuanto antes” recalcan en la web ¿Don Cómos?

5. Cuida que tu ropa no roce la herida

Mueve el piercing varias veces al día para que no se pegue ni haga costra en el periodo de cicatrización.

6. Acude al médico

Si la infección es muy grande o la herida es muy dolorosa tendrás que acudir con un especialista.

Recuerda que, aunque un piercing puede ser un objeto decorativo que te ayude a embellecer tu cuerpo, no debes permitir que perjudique tu salud.

Fuente: doncomos.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here