7 Maneras de controlar la ira de los niños

0
843
Foto cortesía de: www.pixabay.com

Los niños, al igual que los adultos, pueden molestarse. El problema es que muchas veces no saben cómo controlar su ira. Es tarea de los adultos otorgarles las herramientas que le permitirán evitar ser agresivos.

Es normal ver a un niño llorando sin parar cuando algo le molesta, sobre todo, cuando quiere conseguir algo y no lo logra. A esta actitud, que parece normal, se le debe prestar atención, porque a medida que ellos van creciendo se puede volver peligrosa y eso que antes parecía solo una pataleta, se puede convertir en un verdadero problema.

Los niños absorben todo lo que ven y escuchan. Por eso hay que tener mucho cuidado con las conductas que mostramos a los más pequeños. Si un niño demuestra su enfado por medio de la agresión física o verbal, es porque tal vez está repitiendo lo que ha visto en los adultos.

Así que, si quieres evitar la agresión, toma en cuenta estos consejos y no críes hijos violentos:

1. Adiós a las conductas indeseadas

Insta a tus familiares y amigos, cuando estén en tu hogar, a no decir malas palabras. De esta manera evitas que el niño o niña las repita. También es necesario que lo reprendas cuando diga groserías.

2. Ante la ira qué

Enséñale a canalizar su ira, muéstrale formas pacíficas de solucionar los problemas y no llegar a los golpes o malas palabras. Ponlo a cantar o a dibujar esto lo ayudará a liberar la tensión.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

3. Cero impulsos

Habla con él y cuéntale que lo que ha hecho estuvo mal. Explícale que su actitud agresiva podría ocasionar daños a otras personas y que no está bien actuar por impulso.

4. Enséñale que con violencia no se soluciona el conflicto

Jamás le sugieras a tu hijo solucionar un problema con peleas. Mejor considera la posibilidad de inscribir a tu hijo en clases de artes marciales. Este tipo de deporte además de enseñar al niño a defenderse de la violencia, le enseñará a ser más respetuoso y disciplinado.

5. Enseña a tu hijo a expresar sus emociones a través de palabras

Castiga su conducta. Enseña a tu hijo a expresar su rabia a través de palabras, en lugar de usar agresiones.

6. Presta atención a su comportamiento

Reconoce cuando tu hijo está molesto y busca maneras de calmarlo. Promueve la conversación amable con él. Dale la oportunidad de contar lo que le está pasando y aconséjalo sobre cómo calmar las emociones negativas.

7. Ejemplifica

Si tu hijo accidentalmente lastima a otro niño, usa ese percance para mostrar como una agresión puede causar dolor y hacer mucho daño.

Como ves, es importante que el niño aprenda a ofrecer disculpas si sus acciones no son correctas. Dando el ejemplo y poniendo en práctica los consejos antes mencionados, podrás mantener a raya la ira en los pequeños de la casa.

Fuente: hola.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here